CONSEJOS PARA CONTROLAR LOS GASTOS DE LA CASA

No pocas familias tratan de reducir sus gastos en aras de mejorar el estado de su economía domestica. Máxime si además se encuentran pagando una hipoteca cuyo tipo de interés, y por tanto la cuota mensual, puede estar creciendo notablemente.
Los consejos que se pueden dar para ahorrar dinero son en ocasiones casi de sentido común, mas no por ello está de más recordarlos pues en ocasiones las cosas más evidentes son las que pasamos por alto.
-En primer lugar debemos reducir el gasto hasta adecuarlo a nuestro nivel de ingresos, a ser posible dejando margen para ahorrar de cara a posibles imprevistos. Debemos ordenar nuestros gastos y separar aquellos realmente imprescindibles, como por ejemplo vivienda o alimentación, de aquellos que sean accesorios. Una vez tengamos clara y organizada la lista de gastos, será más fácil decidir de cuales podemos prescindir en caso necesario.
En este sentido, planificar será la clave del ahorro. Organizar un presupuesto mensual es casi imprescindible cuando los ingresos son limitados.
-Una vez establecido este presupuesto mensual debe ser respetado. Debemos mantener en mente las prioridades y huir de las compras impulsivas. Los objetivos han de estar claros en nuestra cabeza; que podemos hacer con el presupuesto que manejamos, y que no podemos hacer
. -Es buena idea moderar el uso de las tarjetas de crédito tipo VISA, AMEX, etc. Comprando a crédito es muy fácil perder la cuenta de los gastos mensuales y llevarse un susto al mes siguiente. Limitar a la baja el crédito de las tarjetas puede ser una buena idea para asegurarnos de poder afrontar los pagos.
-Evitar en lo posible recurrir a créditos personales para comprar algún producto o servicio. Como en cualquier crédito, uno acaba pagando bastante más de lo que costaba inicialmente. A menos que se trate de algo totalmente imprescindible en la mayoría de casos, como por ejemplo un viaje de vacaciones o un nuevo televisor, la mejor opción es ahorrar antes de comprar.
-Si las finanzas mensuales no van muy desahogadas y tenemos diversos créditos que afrontar, podemos tratar de agruparlos en una única letra alargando el plazo total. Pagaremos más intereses a la larga, evidentemente, pero a corto plazo la cuota será más llevadera. Una solución de emergencia mientras se capea el temporal.
-Es importante no caer en el impago. Si nos saltamos alguna cuota corremos el riesgo de entrar en la lista de morosos, a disposición de cualquier banco, de la cual no es fácil salir y que convertirá en tarea poco menos que imposible conseguir que un banco nos conceda un crédito en el futuro. Si es necesario, es preferible declararse en quiebra. Incluso los particulares pueden recurrir a esta fórmula.
-No tenemos porque permanecer atados a un banco concreto. Si otra entidad nos ofrece mejores condiciones podemos trasladarnos a ella, incluso podemos subrogar la hipoteca en la nueva entidad.
Algo muy importante para controlar los gastos del hogar es hacer un cuadro de control de gastos:
Como hemos visto, podemos optar por diversas herramientas para realizar el control de nuestros gastos: pagas, gratuitas, de escritorio u online. De estas alternativas, deberemos elegir la que sea más práctica para llevar nuestro registro.
Una vez que elegimos la aplicación, con la cual vamos a trabajar, deberemos poner manos a la obra. Los consejos que veremos a continuación, pueden ser útiles para trabajar con Microsoft Excel, OpenOffice Calc o las hojas de cálculo de Google Docs.
Primero deberemos crear una nueva planilla. Dentro de esa planilla podremos optar por agregar un encabezado con todos los meses del año, o bien crear una hoja (dentro de la misma planilla) por cada uno de los meses.
A continuación deberemos introducir los ítems que representan los gatos mensuales (por ejemplo: impuestos, compra de indumentaria, comida, etc.).
Luego deberemos valorizar cada uno de esos ítems, ingresando en la planilla el monto de dinero de cada uno de estos conceptos.
Una vez completados estos pasos, podremos aplicar la función de suma (autosuma o sumatoria) sobre la columna donde tenemos los importes y así obtener el resultado.
Si es de nuestra preferencia, podemos aplicar formato, color y diseño a las tablas para lograr una mejor presentación visual de los resultados.
Podemos repetir este procedimiento en cada uno de los meses, para seguir la evolución de nuestros gastos en el año.
Finalmente podremos optar por funciones más avanzadas, como la preparación de gráficos, estadísticas, filtros, comparación entre períodos y relevamiento de ingresos y egresos de dinero.
Con todo lo visto hasta aquí, tenemos un completo panorama de cómo registrar y controlar los gastos del hogar y qué aplicaciones utilizar, según nuestras necesidades.
Otra opción es que bajes una plantilla de acuerdo a tus necesidades en la siguiente pagina:

Reply to this post

Publicar un comentario

miércoles, 24 de marzo de 2010

CONSEJOS PARA CONTROLAR LOS GASTOS DE LA CASA

Publicado por Liz JM en 9:44
Reacciones: 
No pocas familias tratan de reducir sus gastos en aras de mejorar el estado de su economía domestica. Máxime si además se encuentran pagando una hipoteca cuyo tipo de interés, y por tanto la cuota mensual, puede estar creciendo notablemente.
Los consejos que se pueden dar para ahorrar dinero son en ocasiones casi de sentido común, mas no por ello está de más recordarlos pues en ocasiones las cosas más evidentes son las que pasamos por alto.
-En primer lugar debemos reducir el gasto hasta adecuarlo a nuestro nivel de ingresos, a ser posible dejando margen para ahorrar de cara a posibles imprevistos. Debemos ordenar nuestros gastos y separar aquellos realmente imprescindibles, como por ejemplo vivienda o alimentación, de aquellos que sean accesorios. Una vez tengamos clara y organizada la lista de gastos, será más fácil decidir de cuales podemos prescindir en caso necesario.
En este sentido, planificar será la clave del ahorro. Organizar un presupuesto mensual es casi imprescindible cuando los ingresos son limitados.
-Una vez establecido este presupuesto mensual debe ser respetado. Debemos mantener en mente las prioridades y huir de las compras impulsivas. Los objetivos han de estar claros en nuestra cabeza; que podemos hacer con el presupuesto que manejamos, y que no podemos hacer
. -Es buena idea moderar el uso de las tarjetas de crédito tipo VISA, AMEX, etc. Comprando a crédito es muy fácil perder la cuenta de los gastos mensuales y llevarse un susto al mes siguiente. Limitar a la baja el crédito de las tarjetas puede ser una buena idea para asegurarnos de poder afrontar los pagos.
-Evitar en lo posible recurrir a créditos personales para comprar algún producto o servicio. Como en cualquier crédito, uno acaba pagando bastante más de lo que costaba inicialmente. A menos que se trate de algo totalmente imprescindible en la mayoría de casos, como por ejemplo un viaje de vacaciones o un nuevo televisor, la mejor opción es ahorrar antes de comprar.
-Si las finanzas mensuales no van muy desahogadas y tenemos diversos créditos que afrontar, podemos tratar de agruparlos en una única letra alargando el plazo total. Pagaremos más intereses a la larga, evidentemente, pero a corto plazo la cuota será más llevadera. Una solución de emergencia mientras se capea el temporal.
-Es importante no caer en el impago. Si nos saltamos alguna cuota corremos el riesgo de entrar en la lista de morosos, a disposición de cualquier banco, de la cual no es fácil salir y que convertirá en tarea poco menos que imposible conseguir que un banco nos conceda un crédito en el futuro. Si es necesario, es preferible declararse en quiebra. Incluso los particulares pueden recurrir a esta fórmula.
-No tenemos porque permanecer atados a un banco concreto. Si otra entidad nos ofrece mejores condiciones podemos trasladarnos a ella, incluso podemos subrogar la hipoteca en la nueva entidad.
Algo muy importante para controlar los gastos del hogar es hacer un cuadro de control de gastos:
Como hemos visto, podemos optar por diversas herramientas para realizar el control de nuestros gastos: pagas, gratuitas, de escritorio u online. De estas alternativas, deberemos elegir la que sea más práctica para llevar nuestro registro.
Una vez que elegimos la aplicación, con la cual vamos a trabajar, deberemos poner manos a la obra. Los consejos que veremos a continuación, pueden ser útiles para trabajar con Microsoft Excel, OpenOffice Calc o las hojas de cálculo de Google Docs.
Primero deberemos crear una nueva planilla. Dentro de esa planilla podremos optar por agregar un encabezado con todos los meses del año, o bien crear una hoja (dentro de la misma planilla) por cada uno de los meses.
A continuación deberemos introducir los ítems que representan los gatos mensuales (por ejemplo: impuestos, compra de indumentaria, comida, etc.).
Luego deberemos valorizar cada uno de esos ítems, ingresando en la planilla el monto de dinero de cada uno de estos conceptos.
Una vez completados estos pasos, podremos aplicar la función de suma (autosuma o sumatoria) sobre la columna donde tenemos los importes y así obtener el resultado.
Si es de nuestra preferencia, podemos aplicar formato, color y diseño a las tablas para lograr una mejor presentación visual de los resultados.
Podemos repetir este procedimiento en cada uno de los meses, para seguir la evolución de nuestros gastos en el año.
Finalmente podremos optar por funciones más avanzadas, como la preparación de gráficos, estadísticas, filtros, comparación entre períodos y relevamiento de ingresos y egresos de dinero.
Con todo lo visto hasta aquí, tenemos un completo panorama de cómo registrar y controlar los gastos del hogar y qué aplicaciones utilizar, según nuestras necesidades.
Otra opción es que bajes una plantilla de acuerdo a tus necesidades en la siguiente pagina:

0 comentarios on "CONSEJOS PARA CONTROLAR LOS GASTOS DE LA CASA"

Publicar un comentario