Mantente delgada en este verano, sin privarte

En vacaciones, en principio, solemos alimentarnos de manera equilibrada (parrilladas, frutas y verdura fresca), también nos encontramos frente a un montón de trampas temibles: helados cremosos, y aperitivos grasientos y sabrosos. El verano rebosa de tentaciones… ¡irresistibles!


Entonces, ¿qué hacemos? Nada de privarse de todo… ¡que no estamos en ayuno! El truco está en elegir bien para mantener la línea todo el verano sin frustrarnos. ¿Cómo? ¿Sandwich o ensalada variada?


Comer en la playa: alimentos ligeros


¡Uno U otro! Al contrario de lo que mucha gente piensa, una ensalada no tiene por qué ser más light que un sándwich. Todo depende de los ingredientes. Por ejemplo, una ensalada que lleve queso, patatas y mucha salsa puede resultar más calórica que un sándwich de jamón y queso o uno vegetal. Aunque como es rico en carbohidratos lentos, el sándwich sacia más, lo que evita que picotees al de poco tiempo.



Trucos para mantener la línea light;


Sándwiches: elige uno con hortalizas y una fuente de proteínas magra (jamón, atún, salmón, pollo…) y pídelo con poco (incluso nada) de mantequilla o mahonesa.light;


Ensaladas: elige una completa (hortalizas + proteínas + o 1/8 de baguette) con la salsa aparte para aliñar a tu gusto.


¿Panini o perrito caliente?¡El perrito caliente! A pesar de su mala reputación apenas contiene grasa, y sólo tiene 300 kcal/100 g. Sin mebargo, el panini, generalmente con queso, es rico en materias grasas, es decir, bastante calórico: 575 kcal/100 g de media. En ambos casos, la sensación de saciedad es la misma gracias al pan.


Mi consejo: ¡Puntito (o un poco) de verduras en ambas recetas! Complétalo con una base de hortalizas (zanahoria rallada, tomates cherry, rábano, pepino…) o fruta fresca. Para el perrito, respeta la receta clásica: salsa de mostaza o ketchup, las demás recetas disparan el aporte calórico.


¿Kebab o bagel?¡El bagel! Aunque ni uno ni otro son de lo más aconsejables para la línea, los bagels son más equilibrados: verduras variadas (pimientos, tomates…), muchas proteínas (atún, anchoas, huevos…), azúcares lentos (pan) y ácidos grasos de buena calidad (aceite de oliva). El kebab es la ruina: ¡tiene 965 kcal! (no está de más recordar que se supone que una mujer debe consumir 2000 kcal al día).


Mi consejo: Si aun así quieres seguir comiendo un kebab, te aconsejamos lo siguiente: no comas las patatas fritas (el pan es suficiente), cómelo con las verduras que te proponen y modera la cantidad de salsa, teniendo en cuenta que siempre es mejor que optes por el ketchup que por la mayonesa.


¿Pizza o sandwich de jamón y queso con huevo?¡La pizza! Sin lugar a dudas. Es rica en azúcares lentos (la masa), verduras (tomate, pimientos…), y en proteínas (queso y jamón, atún…). Es una comida equilibrada y con un valor energético moderado (300 kcal de media por ración). Los sándwiches de jamón y queso con huevo asocian demasiadas grasas (mantequilla y queso), con un pan refinado que se asimila con rapidez. El aporte calórico, además es de ¡entre 500 y 800 kcal !





Mi consejo: Es mejor que optes por una pizza de verduras con jamón o pescado, que no de quesos. Será más equilibrada y menos calórica. Si eliges el sandwich, elige una ensalda sin aliño para acompañar.


¿jugo de frutas o de verduras?¡jugo de verduras! Contienen muchos menos azúcares que los zumos de frutas, así que es entre 2 y 3 veces menos energéticos: 15 - 25 kcal/100 ml frente a 50 kcal de media en los zumos de frutas. Sin embargo, contiene las mismas –incluso más- vitaminas y minerales…sobre todo si se prepara justo antes de tomarlo.





Mi consejo: Presta atención a los batidos y demás bebidas a base de fruta porque su composición energética varía mucho: algunos pueden tener hasta 100 kcal/100 ml… ¡Lee bien las etiquetas!


¿Vino o cerveza?¡La cerveza! Tiene unas 50 kcal/100 ml de media y es menos calórica que el vino ,120 -150 kcal/100 ml. Sin embargo, como siempre se sirve más cantidad de cerveza que de vino, generalmente se consumen más calorías, por esta razón, es muy importante prestar atención a las cantidades.


Mi consejo. Ambas bebidas combinan azúcar y alcohol, por lo tanto, es mejor no consumirlas en exceso, si no ¡va directo a las caderas! Para evitar lo peor, es mejor que elijas una cerveza sin alcohol (30 kcal/100 ml) y con el vino, controlar el número de vasos que se consume.


Vino: ¿rosado o blanco?¡Cualquiera de los dos! El vino blanco el ligeramente más azucarado y el rosado tiene algo más de alcohol. Al final, el aporte calórico es el mismo para ambos: 70 Kcal/100 ml o unos100 Kcal por un vaso medio.


Mi consejo: en ambos casos elige un vino lo menos alcoholizado posible (menos de 12°): con 7 Kcal por 1 g, el alcohol es un peligro para la línea. Y para la salud. ¡Moderación!


¿Papas fritas de bolsa o caseras?¡Caseras ! Son las que contienen menos calorías y grasas: 280 kcal y 13 g de lípidos por 100 g, contra 550 kcal y 35 g de lípidos para las patatas fritas de bolsa. ¿Porqué tanta diferencia? Al estar cortadas de forma más fina, las patatas fritas de bolsa absorben mucho más aceite que las patatas fritas caseras.


Mi consejo: No te prives pero se razonable con la cantidad. Son alimentos desastrosos para la línea, porque no sólo son grasos y salados, contienen muchos azúcares que se asimilan rápidamente, ya que la fritura transforma los hidratos de carbono complejos de la patata en hidratos de carbono simples.


¿Cerezas o fresas?¡Fresas !Refrescantes, gracias a su contenido en agua (90%), son muy poco calóricas: 35 kcal/100 g. No es el caso de las cerezas que se encuentran entre las frutas más calóricas, con 70 kcal/100 g.


Mi consejo: les fresas, preciosas aliadas de nuestra línea (son ricas en vitamina C, hierro, magnesio, calcio…) se degustan al natural. En tartas o acompañadas de azúcar o chantilly, son mucho más calóricas…

Reply to this post

Publicar un comentario

sábado, 7 de mayo de 2011

Mantente delgada en este verano, sin privarte

Publicado por Liz JM en 12:45
Reacciones: 
En vacaciones, en principio, solemos alimentarnos de manera equilibrada (parrilladas, frutas y verdura fresca), también nos encontramos frente a un montón de trampas temibles: helados cremosos, y aperitivos grasientos y sabrosos. El verano rebosa de tentaciones… ¡irresistibles!


Entonces, ¿qué hacemos? Nada de privarse de todo… ¡que no estamos en ayuno! El truco está en elegir bien para mantener la línea todo el verano sin frustrarnos. ¿Cómo? ¿Sandwich o ensalada variada?


Comer en la playa: alimentos ligeros


¡Uno U otro! Al contrario de lo que mucha gente piensa, una ensalada no tiene por qué ser más light que un sándwich. Todo depende de los ingredientes. Por ejemplo, una ensalada que lleve queso, patatas y mucha salsa puede resultar más calórica que un sándwich de jamón y queso o uno vegetal. Aunque como es rico en carbohidratos lentos, el sándwich sacia más, lo que evita que picotees al de poco tiempo.



Trucos para mantener la línea light;


Sándwiches: elige uno con hortalizas y una fuente de proteínas magra (jamón, atún, salmón, pollo…) y pídelo con poco (incluso nada) de mantequilla o mahonesa.light;


Ensaladas: elige una completa (hortalizas + proteínas + o 1/8 de baguette) con la salsa aparte para aliñar a tu gusto.


¿Panini o perrito caliente?¡El perrito caliente! A pesar de su mala reputación apenas contiene grasa, y sólo tiene 300 kcal/100 g. Sin mebargo, el panini, generalmente con queso, es rico en materias grasas, es decir, bastante calórico: 575 kcal/100 g de media. En ambos casos, la sensación de saciedad es la misma gracias al pan.


Mi consejo: ¡Puntito (o un poco) de verduras en ambas recetas! Complétalo con una base de hortalizas (zanahoria rallada, tomates cherry, rábano, pepino…) o fruta fresca. Para el perrito, respeta la receta clásica: salsa de mostaza o ketchup, las demás recetas disparan el aporte calórico.


¿Kebab o bagel?¡El bagel! Aunque ni uno ni otro son de lo más aconsejables para la línea, los bagels son más equilibrados: verduras variadas (pimientos, tomates…), muchas proteínas (atún, anchoas, huevos…), azúcares lentos (pan) y ácidos grasos de buena calidad (aceite de oliva). El kebab es la ruina: ¡tiene 965 kcal! (no está de más recordar que se supone que una mujer debe consumir 2000 kcal al día).


Mi consejo: Si aun así quieres seguir comiendo un kebab, te aconsejamos lo siguiente: no comas las patatas fritas (el pan es suficiente), cómelo con las verduras que te proponen y modera la cantidad de salsa, teniendo en cuenta que siempre es mejor que optes por el ketchup que por la mayonesa.


¿Pizza o sandwich de jamón y queso con huevo?¡La pizza! Sin lugar a dudas. Es rica en azúcares lentos (la masa), verduras (tomate, pimientos…), y en proteínas (queso y jamón, atún…). Es una comida equilibrada y con un valor energético moderado (300 kcal de media por ración). Los sándwiches de jamón y queso con huevo asocian demasiadas grasas (mantequilla y queso), con un pan refinado que se asimila con rapidez. El aporte calórico, además es de ¡entre 500 y 800 kcal !





Mi consejo: Es mejor que optes por una pizza de verduras con jamón o pescado, que no de quesos. Será más equilibrada y menos calórica. Si eliges el sandwich, elige una ensalda sin aliño para acompañar.


¿jugo de frutas o de verduras?¡jugo de verduras! Contienen muchos menos azúcares que los zumos de frutas, así que es entre 2 y 3 veces menos energéticos: 15 - 25 kcal/100 ml frente a 50 kcal de media en los zumos de frutas. Sin embargo, contiene las mismas –incluso más- vitaminas y minerales…sobre todo si se prepara justo antes de tomarlo.





Mi consejo: Presta atención a los batidos y demás bebidas a base de fruta porque su composición energética varía mucho: algunos pueden tener hasta 100 kcal/100 ml… ¡Lee bien las etiquetas!


¿Vino o cerveza?¡La cerveza! Tiene unas 50 kcal/100 ml de media y es menos calórica que el vino ,120 -150 kcal/100 ml. Sin embargo, como siempre se sirve más cantidad de cerveza que de vino, generalmente se consumen más calorías, por esta razón, es muy importante prestar atención a las cantidades.


Mi consejo. Ambas bebidas combinan azúcar y alcohol, por lo tanto, es mejor no consumirlas en exceso, si no ¡va directo a las caderas! Para evitar lo peor, es mejor que elijas una cerveza sin alcohol (30 kcal/100 ml) y con el vino, controlar el número de vasos que se consume.


Vino: ¿rosado o blanco?¡Cualquiera de los dos! El vino blanco el ligeramente más azucarado y el rosado tiene algo más de alcohol. Al final, el aporte calórico es el mismo para ambos: 70 Kcal/100 ml o unos100 Kcal por un vaso medio.


Mi consejo: en ambos casos elige un vino lo menos alcoholizado posible (menos de 12°): con 7 Kcal por 1 g, el alcohol es un peligro para la línea. Y para la salud. ¡Moderación!


¿Papas fritas de bolsa o caseras?¡Caseras ! Son las que contienen menos calorías y grasas: 280 kcal y 13 g de lípidos por 100 g, contra 550 kcal y 35 g de lípidos para las patatas fritas de bolsa. ¿Porqué tanta diferencia? Al estar cortadas de forma más fina, las patatas fritas de bolsa absorben mucho más aceite que las patatas fritas caseras.


Mi consejo: No te prives pero se razonable con la cantidad. Son alimentos desastrosos para la línea, porque no sólo son grasos y salados, contienen muchos azúcares que se asimilan rápidamente, ya que la fritura transforma los hidratos de carbono complejos de la patata en hidratos de carbono simples.


¿Cerezas o fresas?¡Fresas !Refrescantes, gracias a su contenido en agua (90%), son muy poco calóricas: 35 kcal/100 g. No es el caso de las cerezas que se encuentran entre las frutas más calóricas, con 70 kcal/100 g.


Mi consejo: les fresas, preciosas aliadas de nuestra línea (son ricas en vitamina C, hierro, magnesio, calcio…) se degustan al natural. En tartas o acompañadas de azúcar o chantilly, son mucho más calóricas…

0 comentarios on "Mantente delgada en este verano, sin privarte"

Publicar un comentario