Ocho mascarillas para piel y pelo que puedes hacer en casa



Notas que tu cutis está seco y arrugado, tiene mal tono y lo sientes tirante. Tal vez te has fijado en que es la piel del cuerpo la que está algo apergaminada, que no parece lustrosa, o bien que tu melena está fosca y quebradiza y lo tienes claro... ¡necesitan una mascarilla!. Al mismo tiempo que haces este control de daños con diagnóstico incluido, compruebas que tienes cero existencias de este tratamiento milagroso que pone en forma la piel y el cabello en un santiamén. Pues solo tienes que dirigir tus pasos al frigorífico y a la despensa para darte de bruces con todo lo que necesitas para hacerte con una fórmula magistral que te sacará del apuro.
¡Conviértete en alquimista! Coge las deliciosas fresas, el rico yogur o el dulce azúcar y prepara las mejores recetas de belleza de la forma más sencilla y natural que te puedas imaginar. Por cierto, también resulta muy económico, así que ahora las mascarillas caseras pueden ser una excelente opción para ahorrar dinerito. 
Para que el proceso de la mascarilla sea todo un éxito, es necesario que previamente tengas siempre la piel limpia; aunque luego te apliques una mascarilla purificante y anti granitos, el cutis siempre ha de estar bien higienizado, y es muy conveniente que sepas previamente que contarás con al menos 10 minutos sin que nadie ni nada te moleste. 
Para eliminarla hazlo con agua más bien tibia, ni muy fría ni caliente y nunca uses jabón. Posteriormente puedes aplicarte un tónico para terminar de acondicionar la piel y que se cierren bien los poros. Y si no se trata de una mascarilla hidratante o nutritiva, conviene que después te apliques la hidratante y un contorno de ojos. mascarilla, relájate unos minutos y disfruta  
1. ¿Para qué? Secar granitos. Cuando aparecen por la cara o por la espalda este ungüento los elimina rápidamente y hacen que desaparezcan sin dejar marcas. 
Ingredientes. Una cucharadita de levadura de cerveza (Si la levadura de cerveza es en tableta  tienes que tritúrala previamente) 5 gotas de jugo limón. Agua.  
¿Cómo? Mezclar todo hasta que se forme una pasta más o menos densa, la textura dependerá de la cantidad de agua que pongas. Aplicar esta pasta sobre los granos y esperar unos 10 minutos. Eliminar con agua templada. 

2. ¿Para qué? Equilibrar la piel grasa. Combatir los brillos con la mezcla de fresas que tienen ácidos para exfoliar y el yogurt que tiene ácido láctico.
Ingredientes. Cucharada sopera de yogurt. Usar la batidora para hacer un puré de fresas Poner una cucharadita de Maicena (fécula de maíz en polvo) Añadir unas gotas de miel. 
¿Cómo? Mezclar todo en un recipiente para después extenderlo sobre la piel. Esperar unos 10 minutos. Enjuagar con agua tibia y aplicar una crema hidratante.  

3. ¿Para qué? Acondicionador para el pelo. El aguacate es una de las frutas más beneficiosas para reparar los cabellos secos o dañados y dejarlo muy suave y brillante. 
Ingrediente. Un aguacate. 
¿Cómo? Espachurrar la pulpa del aguacate con un tenedor y aplicarla sobre el pelo con las manos y después pasar el cepillo para que llegue a toda la extensión del pelo. Cubrir la cabeza con un gorro de ducha o con una lámina de plástico. Tenerlo así durante unos 20mintuos. A continuación se lava con el champú habitual. el pelo súper suave.     

4. ¿Para qué? Deja todo los tipos de piel radiante, fresca e hidratante.  
Ingredientes. Yogurt. Avena. Miel.  
¿Cómo? Mezclar en un recipiente una cucharada sopera de avena con una cucharadita de café  de yogurt y una pizca de miel de abeja natural. Aplicar la pasta sobre la piel limpia y dejar actuar durante 15 minutos. Limpiar el rostro con agua tibia    

5. ¿Para qué? Eliminar de células muertas la piel del cuerpo, especialmente la espalda y las zonas rugosas: codos, rodillas y planta de los pies.  
Ingredientes. Tacita de azúcar morena sin refinar (puede hacerse también con azúcar normal, pero la morena es preferible) Medio vasito de aceite de oliva o de coco que no sea muy denso Tres gotas de aceite esencial de lavanda o rosa (depende del olor que quieras dejar en tu piel)  
¿Cómo? Después de darte un baño convencional, con la piel húmeda, usando las manos o una manopla de algodón extiende por todo el cuerpo la pasta e insiste en las zonas conflictivas. Enjuágate pero no uses jabón para que quede la piel con un velo aterciopelado, lustrosa y flexible      

6. ¿Para qué? Nutrir el cutis seco o maduro.  
Ingredientes. Un mango. Una cucharada de postre de azúcar  
¿Cómo? Extraer la pulpa del mango con una cuchara. Machacas bien la pulpa hasta crear una pasta. Agregar una cucharadita de azúcar, incorporarla bien. Aplicar en el cutis bien limpio y dejarla por unos 10 minutos. Retiras con agua templada y aplicar tu crema preferida     

7. ¿Para qué? Conseguir una hidratación profunda y dejar la piel suave y luminosa. 
Ingredientes. Una clara de huevo Medio plátano 10 gotas de miel Dos hojas de menta.
¿Cómo? Batir las claras de huevo y añadirle el resto de los ingredientes para mezclarlos todos juntos hasta formar la pasta homogénea que después se aplica por el rostro limpio. Se deja actuar durante 15 minutos y luego se retira con agua tibia . 

8. ¿Para qué? Darle nutrición a los cutis secos, mates y arrugados.  
Ingredientes. Medio aguacate La yema de un huevo. 10 gotas de aceite de de oliva. Una par de gotas de miel. 
¿Cómo? Batir bien el huevo en un bol hasta que quede licuado Añadir el resto de los ingredientes y mezclar bien todo hasta que se convierta en una crema pastosa. Ponerla en la piel y dejar durante 15 minutos. Retirar con agua templada   

Reply to this post

Publicar un comentario

lunes, 9 de junio de 2014

Ocho mascarillas para piel y pelo que puedes hacer en casa

Publicado por Liz JM en 18:38
Reacciones: 


Notas que tu cutis está seco y arrugado, tiene mal tono y lo sientes tirante. Tal vez te has fijado en que es la piel del cuerpo la que está algo apergaminada, que no parece lustrosa, o bien que tu melena está fosca y quebradiza y lo tienes claro... ¡necesitan una mascarilla!. Al mismo tiempo que haces este control de daños con diagnóstico incluido, compruebas que tienes cero existencias de este tratamiento milagroso que pone en forma la piel y el cabello en un santiamén. Pues solo tienes que dirigir tus pasos al frigorífico y a la despensa para darte de bruces con todo lo que necesitas para hacerte con una fórmula magistral que te sacará del apuro.
¡Conviértete en alquimista! Coge las deliciosas fresas, el rico yogur o el dulce azúcar y prepara las mejores recetas de belleza de la forma más sencilla y natural que te puedas imaginar. Por cierto, también resulta muy económico, así que ahora las mascarillas caseras pueden ser una excelente opción para ahorrar dinerito. 
Para que el proceso de la mascarilla sea todo un éxito, es necesario que previamente tengas siempre la piel limpia; aunque luego te apliques una mascarilla purificante y anti granitos, el cutis siempre ha de estar bien higienizado, y es muy conveniente que sepas previamente que contarás con al menos 10 minutos sin que nadie ni nada te moleste. 
Para eliminarla hazlo con agua más bien tibia, ni muy fría ni caliente y nunca uses jabón. Posteriormente puedes aplicarte un tónico para terminar de acondicionar la piel y que se cierren bien los poros. Y si no se trata de una mascarilla hidratante o nutritiva, conviene que después te apliques la hidratante y un contorno de ojos. mascarilla, relájate unos minutos y disfruta  
1. ¿Para qué? Secar granitos. Cuando aparecen por la cara o por la espalda este ungüento los elimina rápidamente y hacen que desaparezcan sin dejar marcas. 
Ingredientes. Una cucharadita de levadura de cerveza (Si la levadura de cerveza es en tableta  tienes que tritúrala previamente) 5 gotas de jugo limón. Agua.  
¿Cómo? Mezclar todo hasta que se forme una pasta más o menos densa, la textura dependerá de la cantidad de agua que pongas. Aplicar esta pasta sobre los granos y esperar unos 10 minutos. Eliminar con agua templada. 

2. ¿Para qué? Equilibrar la piel grasa. Combatir los brillos con la mezcla de fresas que tienen ácidos para exfoliar y el yogurt que tiene ácido láctico.
Ingredientes. Cucharada sopera de yogurt. Usar la batidora para hacer un puré de fresas Poner una cucharadita de Maicena (fécula de maíz en polvo) Añadir unas gotas de miel. 
¿Cómo? Mezclar todo en un recipiente para después extenderlo sobre la piel. Esperar unos 10 minutos. Enjuagar con agua tibia y aplicar una crema hidratante.  

3. ¿Para qué? Acondicionador para el pelo. El aguacate es una de las frutas más beneficiosas para reparar los cabellos secos o dañados y dejarlo muy suave y brillante. 
Ingrediente. Un aguacate. 
¿Cómo? Espachurrar la pulpa del aguacate con un tenedor y aplicarla sobre el pelo con las manos y después pasar el cepillo para que llegue a toda la extensión del pelo. Cubrir la cabeza con un gorro de ducha o con una lámina de plástico. Tenerlo así durante unos 20mintuos. A continuación se lava con el champú habitual. el pelo súper suave.     

4. ¿Para qué? Deja todo los tipos de piel radiante, fresca e hidratante.  
Ingredientes. Yogurt. Avena. Miel.  
¿Cómo? Mezclar en un recipiente una cucharada sopera de avena con una cucharadita de café  de yogurt y una pizca de miel de abeja natural. Aplicar la pasta sobre la piel limpia y dejar actuar durante 15 minutos. Limpiar el rostro con agua tibia    

5. ¿Para qué? Eliminar de células muertas la piel del cuerpo, especialmente la espalda y las zonas rugosas: codos, rodillas y planta de los pies.  
Ingredientes. Tacita de azúcar morena sin refinar (puede hacerse también con azúcar normal, pero la morena es preferible) Medio vasito de aceite de oliva o de coco que no sea muy denso Tres gotas de aceite esencial de lavanda o rosa (depende del olor que quieras dejar en tu piel)  
¿Cómo? Después de darte un baño convencional, con la piel húmeda, usando las manos o una manopla de algodón extiende por todo el cuerpo la pasta e insiste en las zonas conflictivas. Enjuágate pero no uses jabón para que quede la piel con un velo aterciopelado, lustrosa y flexible      

6. ¿Para qué? Nutrir el cutis seco o maduro.  
Ingredientes. Un mango. Una cucharada de postre de azúcar  
¿Cómo? Extraer la pulpa del mango con una cuchara. Machacas bien la pulpa hasta crear una pasta. Agregar una cucharadita de azúcar, incorporarla bien. Aplicar en el cutis bien limpio y dejarla por unos 10 minutos. Retiras con agua templada y aplicar tu crema preferida     

7. ¿Para qué? Conseguir una hidratación profunda y dejar la piel suave y luminosa. 
Ingredientes. Una clara de huevo Medio plátano 10 gotas de miel Dos hojas de menta.
¿Cómo? Batir las claras de huevo y añadirle el resto de los ingredientes para mezclarlos todos juntos hasta formar la pasta homogénea que después se aplica por el rostro limpio. Se deja actuar durante 15 minutos y luego se retira con agua tibia . 

8. ¿Para qué? Darle nutrición a los cutis secos, mates y arrugados.  
Ingredientes. Medio aguacate La yema de un huevo. 10 gotas de aceite de de oliva. Una par de gotas de miel. 
¿Cómo? Batir bien el huevo en un bol hasta que quede licuado Añadir el resto de los ingredientes y mezclar bien todo hasta que se convierta en una crema pastosa. Ponerla en la piel y dejar durante 15 minutos. Retirar con agua templada   

0 comentarios on "Ocho mascarillas para piel y pelo que puedes hacer en casa"

Publicar un comentario