Tips para aprovechar las ofertas del fin de temporada

Tips. Hacer una lista de prendas o artículos que necesitas, comparar costos y combinar las promociones te ayuda a ahorrar de 40 a 60%



Las promociones y rebajas de 20, 40 y hasta 60% que ofrecen las tiendas durante enero, conocidas como ventas especiales por el fin de temporada son una buena herramienta si tu deseo es comprar prendas, zapatos y artículos para el hogar a un menor costo.

La única recomendación es comprar sólo lo que necesitas y gastar únicamente lo que puedes pagar; ello con el fin de no sobreendeudarte o complicar los problemas económicos que te dejaron los adeudos de la llamada cuesta de enero.

“Las ofertas del fin de temporada se registran durante enero y julio de cada año; se trata de un programa de promociones que aprovechan las tiendas y marcas para movilizar sus existencias y dar paso a los productos de la siguiente estación del año.

“En el primer mes, las ofertas se concentran en ropa, calzado, accesorios y artículos personales, mientras que en la segunda etapa se extienden a muebles, electrónica y decoración, cuya principal ventaja son las rebajas directas de entre 10 y 30%”, refirió.



O bien, apuntó el especialista en crédito, la aplicación de un descuento de hasta 40 ó 50%, más otro de 10 ó 20% sobre el costo ya rebajado; que al final se traduce en una oferta de 60% real sobre el valor marcado en la etiqueta del producto.

Para no dejarte llevar por el consumismo e incrementar las deudas que trae consigo la cuesta de enero, la Condusef recomendó al público no dejarse llevar por la emoción de los descuentos, los abonos chiquitos o las promociones que rezan: “Compre ahora y pague hasta marzo o mayo”.

Indicó que la mejor forma de evitar tales riesgos, es adquirir sólo productos necesarios, útiles para desarrollar alguna actividad diaria o cotidiana del hogar o la oficina, cuya compra se deberá realizar en las próximas semanas o meses y que, por ningún motivo, caigan en la categoría de un gasto superfluo.



La dependencia indicó que no hay recetas mágicas ni secretos para sacarle jugo a las rebajas, sólo necesitas revisar tu presupuesto –personal o familiar–, checar el efectivo disponible y elaborar una lista de las cosas que requieres, antes de acudir a una tienda o establecimiento.

“No importa si compras ropa, calzado o accesorios, la clave está en tener cautela y preguntarte: ¿lo necesito?, ¿lo puedo pagar?, o ¿sólo me voy a endeudar?”, apuntó.



Qué debo hacer

1. Compra de forma inteligente
Una oferta real te proporciona un beneficio concreto o mejora tu calidad de vida. Si no necesitas el artículo que llamó tu atención, no le conviene a tu bolsillo y, en el mejor de los casos, sólo te aportará  deudas. Antes de comprar pregúntate: ¿lo necesito?, ¿es útil?, ¿lo puedo pagar? o ¿es un impulso?



2. Redacta un presupuesto
Fija un porcentaje de tu ingreso para llevar a cabo tus compras. Suma tus ingresos del mes y resta los gastos fijos (agua, luz, renta, alimentos, transporte y otros adeudos). El remanente es lo que puedes gastar sin poner el riesgo tu estabilidad económica, personal o familiar.

3. Visita dos o tres tiendas antes de comprar
La Profeco te recomienda comparar los precios y verificar que las rebajas sean reales. Una forma fácil de hacerlo es revisar que en la etiqueta del producto aparezca el precio anterior y el rebajado, así como el porcentaje de descuento. También puedes checar estos datos en las páginas web de la marca y la tienda.

4. La mejor forma de pago
No hay dinero más caro que el prestado; por ello, entre más rápido pagues tu deudas o crédito, mayor será la aportación a tu bolsillo. Pregunta a los vendedores si la tienda ofrece alguna rebaja al pagar en efectivo, la cual generalmente suma 10 ó 20% a las promociones de las marcas y las tiendas.



5. Usa el crédito a tu favor
Utiliza tu tarjeta como un medio de pago; esfuérzate por liquidar cada mes el total de tus consumos para no pagar intereses. Ten cuidado con las mensualidades, ya que cada compra que realizas reduce tu capacidad de pago o el monto de tu quincena. Si tienes que decidir entre un descuento sobre el precio de contado o los abonos, elige el primero, ya que el ahorro es mayor.



6. Conserva tus vouchers
Para evitar sorpresas en tus estados de cuenta, es necesario conservar –por lo menos–, un mes las notas de compra y vouchers de cada operación. Esto permite presentar una reclamación por cobros indebidos, hacer válida la garantía y mantener un control estricto de tus gastos.

Combina las ofertas
  • Pregunta cuál es el monto mínimo de compra y las tarjetas participantes en las promociones. Lee las condiciones y la compatibilidad con otras ofertas.
  • Consulta si los descuentos, el uso de monederos electrónicos y las mensualidades sin intereses son compatibles. De esta forma podrás adquirir articulos complementarios a tu compra original.
  • Por ejemplo. Al llevarte dos pares de zapatos y un traje, puedes aplicar un porcentaje  de tu compra –usualmente de 20%– que deposita la tienda en el monedero, para hacerte de una corbata.
  • Busca la mejor combinación. Puedes comprar un artículo con 30% de descuento, a meses sin intereses y pagar con una tarjeta que te ofrezca una recompensa en puntos.


Reply to this post

Publicar un comentario

jueves, 15 de enero de 2015

Tips para aprovechar las ofertas del fin de temporada

Publicado por Liz JM en 0:00
Reacciones: 
Tips. Hacer una lista de prendas o artículos que necesitas, comparar costos y combinar las promociones te ayuda a ahorrar de 40 a 60%



Las promociones y rebajas de 20, 40 y hasta 60% que ofrecen las tiendas durante enero, conocidas como ventas especiales por el fin de temporada son una buena herramienta si tu deseo es comprar prendas, zapatos y artículos para el hogar a un menor costo.

La única recomendación es comprar sólo lo que necesitas y gastar únicamente lo que puedes pagar; ello con el fin de no sobreendeudarte o complicar los problemas económicos que te dejaron los adeudos de la llamada cuesta de enero.

“Las ofertas del fin de temporada se registran durante enero y julio de cada año; se trata de un programa de promociones que aprovechan las tiendas y marcas para movilizar sus existencias y dar paso a los productos de la siguiente estación del año.

“En el primer mes, las ofertas se concentran en ropa, calzado, accesorios y artículos personales, mientras que en la segunda etapa se extienden a muebles, electrónica y decoración, cuya principal ventaja son las rebajas directas de entre 10 y 30%”, refirió.



O bien, apuntó el especialista en crédito, la aplicación de un descuento de hasta 40 ó 50%, más otro de 10 ó 20% sobre el costo ya rebajado; que al final se traduce en una oferta de 60% real sobre el valor marcado en la etiqueta del producto.

Para no dejarte llevar por el consumismo e incrementar las deudas que trae consigo la cuesta de enero, la Condusef recomendó al público no dejarse llevar por la emoción de los descuentos, los abonos chiquitos o las promociones que rezan: “Compre ahora y pague hasta marzo o mayo”.

Indicó que la mejor forma de evitar tales riesgos, es adquirir sólo productos necesarios, útiles para desarrollar alguna actividad diaria o cotidiana del hogar o la oficina, cuya compra se deberá realizar en las próximas semanas o meses y que, por ningún motivo, caigan en la categoría de un gasto superfluo.



La dependencia indicó que no hay recetas mágicas ni secretos para sacarle jugo a las rebajas, sólo necesitas revisar tu presupuesto –personal o familiar–, checar el efectivo disponible y elaborar una lista de las cosas que requieres, antes de acudir a una tienda o establecimiento.

“No importa si compras ropa, calzado o accesorios, la clave está en tener cautela y preguntarte: ¿lo necesito?, ¿lo puedo pagar?, o ¿sólo me voy a endeudar?”, apuntó.



Qué debo hacer

1. Compra de forma inteligente
Una oferta real te proporciona un beneficio concreto o mejora tu calidad de vida. Si no necesitas el artículo que llamó tu atención, no le conviene a tu bolsillo y, en el mejor de los casos, sólo te aportará  deudas. Antes de comprar pregúntate: ¿lo necesito?, ¿es útil?, ¿lo puedo pagar? o ¿es un impulso?



2. Redacta un presupuesto
Fija un porcentaje de tu ingreso para llevar a cabo tus compras. Suma tus ingresos del mes y resta los gastos fijos (agua, luz, renta, alimentos, transporte y otros adeudos). El remanente es lo que puedes gastar sin poner el riesgo tu estabilidad económica, personal o familiar.

3. Visita dos o tres tiendas antes de comprar
La Profeco te recomienda comparar los precios y verificar que las rebajas sean reales. Una forma fácil de hacerlo es revisar que en la etiqueta del producto aparezca el precio anterior y el rebajado, así como el porcentaje de descuento. También puedes checar estos datos en las páginas web de la marca y la tienda.

4. La mejor forma de pago
No hay dinero más caro que el prestado; por ello, entre más rápido pagues tu deudas o crédito, mayor será la aportación a tu bolsillo. Pregunta a los vendedores si la tienda ofrece alguna rebaja al pagar en efectivo, la cual generalmente suma 10 ó 20% a las promociones de las marcas y las tiendas.



5. Usa el crédito a tu favor
Utiliza tu tarjeta como un medio de pago; esfuérzate por liquidar cada mes el total de tus consumos para no pagar intereses. Ten cuidado con las mensualidades, ya que cada compra que realizas reduce tu capacidad de pago o el monto de tu quincena. Si tienes que decidir entre un descuento sobre el precio de contado o los abonos, elige el primero, ya que el ahorro es mayor.



6. Conserva tus vouchers
Para evitar sorpresas en tus estados de cuenta, es necesario conservar –por lo menos–, un mes las notas de compra y vouchers de cada operación. Esto permite presentar una reclamación por cobros indebidos, hacer válida la garantía y mantener un control estricto de tus gastos.

Combina las ofertas
  • Pregunta cuál es el monto mínimo de compra y las tarjetas participantes en las promociones. Lee las condiciones y la compatibilidad con otras ofertas.
  • Consulta si los descuentos, el uso de monederos electrónicos y las mensualidades sin intereses son compatibles. De esta forma podrás adquirir articulos complementarios a tu compra original.
  • Por ejemplo. Al llevarte dos pares de zapatos y un traje, puedes aplicar un porcentaje  de tu compra –usualmente de 20%– que deposita la tienda en el monedero, para hacerte de una corbata.
  • Busca la mejor combinación. Puedes comprar un artículo con 30% de descuento, a meses sin intereses y pagar con una tarjeta que te ofrezca una recompensa en puntos.


0 comentarios on "Tips para aprovechar las ofertas del fin de temporada"

Publicar un comentario