Claves para tener una relación exitosa, feliz y duradera


Dice el tópico que el tiempo y la rutina acaban con el amor, pero eso no tiene por qué ser así. Una relación de pareja es algo vivo que atraviesa fases, sufre altibajos y cambia continuamente… no necesariamente a peor. Dedicar tiempo, energía y atención a la pareja es el secreto para que la relación no se marchite. Aquí, seis consejos para nutrirla:

Rompan la rutina. Hay rutinas necesarias para la vida cotidiana, pero también otras que empequeñecen la vida, al hacerla previsible y aburrida.

Salgan de lo conocido, dejen de ir a cenar a los mismos restaurantes, váyanse de vacaciones sin hacer planes. Es importante no convertir la relación de pareja en un castillito para dos donde nada nuevo puede entrar.

Disfruten juntos. No permitan que las obligaciones cotidianas les roben la sonrisa. El amor necesita atención, ilusión, gestos de ternura, sorpresas, regalos. Es como un niño con el corazón abierto. Ríanse juntos y traten de que la alegría presida su relación. Hagan un esfuerzo por evitar la negatividad, la grosería y las faltas de respeto que matan el deseo y las ganas de estar juntos.

No teman los conflictos. Por mucho amor y complicidad que haya, en una relación siempre van a surgir desacuerdos, discusiones y hasta peleas. Es mejor expresar el malestar que callárselo, pues esto siempre conduce a la frustración y el rencor. Los desacuerdos son una oportunidad para conocerse mejor, aprender lecciones y construir una base sólida para su relación. Y recuerden: nunca tengan miedo de pedir perdón.

Es el bálsamo que suaviza todas las tensiones.

Expresen su amor. Nunca den el afecto de su pareja por sentado. Aunque tengan una relación estable o estén casados, él o ella no es de su propiedad. Es una persona que ha decidido amarle y estar a su lado, al igual que usted. El amor se fortalece cuando la pareja expresa sus sentimientos, cuando ambos se ponen en el lugar de otro, cuando dedican tiempo y energía a celebrar su amor, a apoyarse mutuamente, a tratar de comprenderse y mantenerse unidos incluso en medio de las desavenencias o los malos momentos.

Tengan una vida propia. Por muy enamorados que estén, tengan en cuenta que su pareja no puede ni debe colmar todas sus necesidades afectivas. Es importantísimo que cada uno de ustedes siga siendo una persona autónoma y razonablemente feliz al margen de su pareja, porque solo así pueden sumar, aportarse, nutrir la relación. Tengan amigos, confidentes y  cómplices de ambos sexos con los que pasar tiempo y hablar, desahogarse, compartir aficiones, escuchar, aprender cosas… Dejen que haya aire entre los dos para que ambos puedan respirar a gusto.

… Pero recuerden que son una pareja. Esto implica tomar las decisiones de mutuo acuerdo, compartir la vida cotidiana, acoplarse, ajustarse, reinventarse. Supone compartir momentos de felicidad, ternura, complicidad, pero también días en los que no se soporten. Pongan su compromiso y su mutuo amor por encima de las circunstancias y estados de ánimo, para no olvidar nunca cuál es la razón por la que están juntos.


Para que una pareja sea feliz es necesario que las relaciones de pareja siempre despiertan curiosidad entre las personas, no importa su edad o género. Finalmente, el poder y el sexo son las dos fuerzas más poderosas en el ser humano.

Uno se imagina que una pareja que se entiende bien debería hacerlo en todos los sentidos, pero parece que eso no es cierto.

El exceso de intimidad acaba con el sexo. Es decir, que aquellos que se consideran una pareja perfecta y se entienden divinamente están condenados a prescindir de las relaciones sexuales. La sabiduría popular sostiene que la transparencia y la intimidad son la mejor fórmula para tener una vida sexual intensa y apasionada. Nada más lejos de la realidad, reflexiona la doctora. Cuando se sabe y se conoce absolutamente todo sobre la otra persona se acaban el misterio, la aventura y la curiosidad, elementos indispensables para propiciar el erotismo.


Y es que el concepto de “intimidad” ha cambiado sustancialmente. Hoy en día las parejas dependen totalmente el uno del otro, se cuentan todo, comparten todo y terminan conociéndose hasta el fondo del alma. “Uno espera de un matrimonio: seguridad, una familia, estatus social y apoyo económico”, dice la autora. Y la conclusión a la que llega, que ha causado furor, es que simplemente, para sobrevivir en el largo plazo, una pareja no puede desvestirse emocionalmente, no tiene que confesarse permanentemente. Es preciso mantener a toda costa un mundo propio y uno que otro secreto. El misterio y la aventura son tan necesarios como la intimidad y la seguridad. El sexo dejó de ser una función para procrear y se convirtió en placer. Y una pareja necesita placer para sobrevivir a la rutina y al paso de los años. 


Los 7 ingredientes para una pareja feliz:

¿Cuántas veces hemos escuchado historias de desamor? Aquél que se fue con otra mujer, después de haberle propuesto matrimonio a su novia. El que un día se levantó y dijo: “Ya no te amo, es tiempo de que te marches”. O quien simplemente desapareció y no volvió a llamar jamás. O claro, aquel esposo que apareció con familia alterna. Tantos ‘cuentos’ que nos desaniman y a veces nos hacen querer meternos en una burbuja protectora.

A partir de esto, dos sicólogos se dieron a la tarea de recopilar momentos positivos de las relaciones de pareja para realizar un estudio. 

Para tener éxito en una relación, hay que dejar de pensar tanto en qué da y qué puede cambiar el otro, y entrar a pensar qué doy y qué puedo cambiar yo; así como dejar la individualidad para pensar en ‘nosotros’.  Los expertos también han creado la teoría en inglés llamada ‘Seraphs’ (serafines), un acrónimo que reúne las siete cualidades de una buena pareja. En inglés: security, empathy, respect, acceptance, pleasure, humor, shared meaning and visión. (seguridad, empatía, respeto, aceptación, placer, humor y compartir  la visión principal).

1. Seguridad: saber que el otro está comprometido del todo en la relación y que la pareja es lo primero en sus vidas.

2. Empatía: es la capacidad de salir de sí mismo para conectarse con el otro. Es tener la paciencia y sabiduría para ponerse en la piel del otro.

3. Respeto: valorar la individualidad de cada miembro de la pareja, para crecer independientemente juntos.

4. Aceptación: hacer parte de un ‘nosotros’ es desnudarse física y emocionalmente y decir: “aquí estoy, con defectos y todo”.


5. Placer: ¿pero qué significa trabajar duro por la relación si no hay felicidad? Estar juntos de verdad significa compartir actividades, una intimidad sexual y emocionarse al pasar tiempo juntos.

6.  Humor: la ciencia ha descubierto que un elemento que hace muy fuerte una relación es poderse reír del otro, y reírse juntos.

7. Compartir una visión: este elemento es el que permite crear una familia, construir un hogar y trabajar juntos por una causa común.



Las 27 claves para construir una pareja exitosa:


1.   Elige una pareja a consciencia: evalúa características fundamentales de esa persona como su  carácter, los valores, la generosidad de espíritu, la relación entre sus palabras y sus actos y la relación que tiene con los demás.
2.    Conoce la idea que tu pareja tiene sobre las relaciones: seguramente no te enamoraras si descubres que su principal valor es la deshonestidad en una vida en pareja, porque no es lo mismo que tú buscas.
3.    No confundas sexo con amor, sobre todo al comienzo de la relación.
4.    Conoce sus expectativas y has saber las tuyas claramente. Nadie sabe leer la mente.
5.    Respeto, respeto, respeto. Adentro y afuera de la relación, hay que mantener un respeto mutuo.
6.    Los dos son un equipo, lo que no significa que no se respete la individualidad.
7.    Saber cómo maneja las crisis. Esto es la llave del éxito de una relación.
8.    ¡No asumas! Pregunta por qué tu pareja hace lo que hace.
9.    Soluciona lo que pueda surgir en su momento. No cocines resentimientos a fuego lento.
10.  Aprendan a negociar. Hay que crear las reglas propias de la pareja pero siempre buscando el bien común. Además, renegociar, porque las personas y los tiempos cambian.
11.  Escucha lo que tu pareja tenga que decir, sus quejas, sus comentarios, sin juzgarlo. Abre las puertas a la confianza.
12.  No tomes nada personal. Todos tenemos malos días.
13.  Trabaja por mantener la cercanía, que nunca se da por obra y gracia. En la distancia la gente se hace más débil y susceptible a las aventuras.
14.  Ten planes a futuro, ya que un matrimonio es un pacto para toda la vida, hay que revisar los sueños en común para ver si están yendo por el mismo camino.
15.  Nunca subestimes el poder de estar perfectamente aseado.
16.  El sexo es bueno, tener conversaciones en la cama es mejor. El sexo es fácil, la intimidad difícil, porque requiere honestidad, apertura, compartir miedos, tristezas, esperanzas, sueños.
17.  Nunca se vayan a dormir disgustados. Cede con algo de ternura.
18.  Discúlpate, discúlpate, discúlpate. Todos podemos cometer errores, pero intenta resarcirlos, pues hacer evidente el deseo de mejorarlo todo es fundamental para una relación a largo plazo.
19.  No todos los problemas requieren grandes soluciones. A veces solo caminar juntos basta.
20.  Algo de dependencia es bueno. Dependencia total lleva al fracaso y la infelicidad.
21.  Mantener una buena autoestima. Es bueno para ti y para la relación.
22.  Realicen actividades juntos fuera de casa. Compartan gustos y aficiones.
23.  Ayúdense. Compartan responsabilidades. Una relación funciona en dos sentidos, tanto dar como recibir.
24.  Mantén la energía y cuida tu salud.
25.  Una relación tiene altos y bajos. Es un camino para andar juntos. Hay que trabajar para que los momentos difíciles fortalezcan la relación.
26.  Cambia tú, antes que cambiar a tu pareja. Mira en el espejo qué debes mejorar. No se corre de una mala relación, sino que se encuentra una pareja igual, hasta que no soluciones lo que está en ti.
27.  El amor no es un sentimiento ilimitado, sino que fluye dependiendo de cómo actuemos. Actuar de formas nuevas, treaerá resultados nuevos.

Reply to this post

Publicar un comentario

jueves, 16 de julio de 2015

Claves para tener una relación exitosa, feliz y duradera

Publicado por Liz JM en 17:26
Reacciones: 

Dice el tópico que el tiempo y la rutina acaban con el amor, pero eso no tiene por qué ser así. Una relación de pareja es algo vivo que atraviesa fases, sufre altibajos y cambia continuamente… no necesariamente a peor. Dedicar tiempo, energía y atención a la pareja es el secreto para que la relación no se marchite. Aquí, seis consejos para nutrirla:

Rompan la rutina. Hay rutinas necesarias para la vida cotidiana, pero también otras que empequeñecen la vida, al hacerla previsible y aburrida.

Salgan de lo conocido, dejen de ir a cenar a los mismos restaurantes, váyanse de vacaciones sin hacer planes. Es importante no convertir la relación de pareja en un castillito para dos donde nada nuevo puede entrar.

Disfruten juntos. No permitan que las obligaciones cotidianas les roben la sonrisa. El amor necesita atención, ilusión, gestos de ternura, sorpresas, regalos. Es como un niño con el corazón abierto. Ríanse juntos y traten de que la alegría presida su relación. Hagan un esfuerzo por evitar la negatividad, la grosería y las faltas de respeto que matan el deseo y las ganas de estar juntos.

No teman los conflictos. Por mucho amor y complicidad que haya, en una relación siempre van a surgir desacuerdos, discusiones y hasta peleas. Es mejor expresar el malestar que callárselo, pues esto siempre conduce a la frustración y el rencor. Los desacuerdos son una oportunidad para conocerse mejor, aprender lecciones y construir una base sólida para su relación. Y recuerden: nunca tengan miedo de pedir perdón.

Es el bálsamo que suaviza todas las tensiones.

Expresen su amor. Nunca den el afecto de su pareja por sentado. Aunque tengan una relación estable o estén casados, él o ella no es de su propiedad. Es una persona que ha decidido amarle y estar a su lado, al igual que usted. El amor se fortalece cuando la pareja expresa sus sentimientos, cuando ambos se ponen en el lugar de otro, cuando dedican tiempo y energía a celebrar su amor, a apoyarse mutuamente, a tratar de comprenderse y mantenerse unidos incluso en medio de las desavenencias o los malos momentos.

Tengan una vida propia. Por muy enamorados que estén, tengan en cuenta que su pareja no puede ni debe colmar todas sus necesidades afectivas. Es importantísimo que cada uno de ustedes siga siendo una persona autónoma y razonablemente feliz al margen de su pareja, porque solo así pueden sumar, aportarse, nutrir la relación. Tengan amigos, confidentes y  cómplices de ambos sexos con los que pasar tiempo y hablar, desahogarse, compartir aficiones, escuchar, aprender cosas… Dejen que haya aire entre los dos para que ambos puedan respirar a gusto.

… Pero recuerden que son una pareja. Esto implica tomar las decisiones de mutuo acuerdo, compartir la vida cotidiana, acoplarse, ajustarse, reinventarse. Supone compartir momentos de felicidad, ternura, complicidad, pero también días en los que no se soporten. Pongan su compromiso y su mutuo amor por encima de las circunstancias y estados de ánimo, para no olvidar nunca cuál es la razón por la que están juntos.


Para que una pareja sea feliz es necesario que las relaciones de pareja siempre despiertan curiosidad entre las personas, no importa su edad o género. Finalmente, el poder y el sexo son las dos fuerzas más poderosas en el ser humano.

Uno se imagina que una pareja que se entiende bien debería hacerlo en todos los sentidos, pero parece que eso no es cierto.

El exceso de intimidad acaba con el sexo. Es decir, que aquellos que se consideran una pareja perfecta y se entienden divinamente están condenados a prescindir de las relaciones sexuales. La sabiduría popular sostiene que la transparencia y la intimidad son la mejor fórmula para tener una vida sexual intensa y apasionada. Nada más lejos de la realidad, reflexiona la doctora. Cuando se sabe y se conoce absolutamente todo sobre la otra persona se acaban el misterio, la aventura y la curiosidad, elementos indispensables para propiciar el erotismo.


Y es que el concepto de “intimidad” ha cambiado sustancialmente. Hoy en día las parejas dependen totalmente el uno del otro, se cuentan todo, comparten todo y terminan conociéndose hasta el fondo del alma. “Uno espera de un matrimonio: seguridad, una familia, estatus social y apoyo económico”, dice la autora. Y la conclusión a la que llega, que ha causado furor, es que simplemente, para sobrevivir en el largo plazo, una pareja no puede desvestirse emocionalmente, no tiene que confesarse permanentemente. Es preciso mantener a toda costa un mundo propio y uno que otro secreto. El misterio y la aventura son tan necesarios como la intimidad y la seguridad. El sexo dejó de ser una función para procrear y se convirtió en placer. Y una pareja necesita placer para sobrevivir a la rutina y al paso de los años. 


Los 7 ingredientes para una pareja feliz:

¿Cuántas veces hemos escuchado historias de desamor? Aquél que se fue con otra mujer, después de haberle propuesto matrimonio a su novia. El que un día se levantó y dijo: “Ya no te amo, es tiempo de que te marches”. O quien simplemente desapareció y no volvió a llamar jamás. O claro, aquel esposo que apareció con familia alterna. Tantos ‘cuentos’ que nos desaniman y a veces nos hacen querer meternos en una burbuja protectora.

A partir de esto, dos sicólogos se dieron a la tarea de recopilar momentos positivos de las relaciones de pareja para realizar un estudio. 

Para tener éxito en una relación, hay que dejar de pensar tanto en qué da y qué puede cambiar el otro, y entrar a pensar qué doy y qué puedo cambiar yo; así como dejar la individualidad para pensar en ‘nosotros’.  Los expertos también han creado la teoría en inglés llamada ‘Seraphs’ (serafines), un acrónimo que reúne las siete cualidades de una buena pareja. En inglés: security, empathy, respect, acceptance, pleasure, humor, shared meaning and visión. (seguridad, empatía, respeto, aceptación, placer, humor y compartir  la visión principal).

1. Seguridad: saber que el otro está comprometido del todo en la relación y que la pareja es lo primero en sus vidas.

2. Empatía: es la capacidad de salir de sí mismo para conectarse con el otro. Es tener la paciencia y sabiduría para ponerse en la piel del otro.

3. Respeto: valorar la individualidad de cada miembro de la pareja, para crecer independientemente juntos.

4. Aceptación: hacer parte de un ‘nosotros’ es desnudarse física y emocionalmente y decir: “aquí estoy, con defectos y todo”.


5. Placer: ¿pero qué significa trabajar duro por la relación si no hay felicidad? Estar juntos de verdad significa compartir actividades, una intimidad sexual y emocionarse al pasar tiempo juntos.

6.  Humor: la ciencia ha descubierto que un elemento que hace muy fuerte una relación es poderse reír del otro, y reírse juntos.

7. Compartir una visión: este elemento es el que permite crear una familia, construir un hogar y trabajar juntos por una causa común.



Las 27 claves para construir una pareja exitosa:


1.   Elige una pareja a consciencia: evalúa características fundamentales de esa persona como su  carácter, los valores, la generosidad de espíritu, la relación entre sus palabras y sus actos y la relación que tiene con los demás.
2.    Conoce la idea que tu pareja tiene sobre las relaciones: seguramente no te enamoraras si descubres que su principal valor es la deshonestidad en una vida en pareja, porque no es lo mismo que tú buscas.
3.    No confundas sexo con amor, sobre todo al comienzo de la relación.
4.    Conoce sus expectativas y has saber las tuyas claramente. Nadie sabe leer la mente.
5.    Respeto, respeto, respeto. Adentro y afuera de la relación, hay que mantener un respeto mutuo.
6.    Los dos son un equipo, lo que no significa que no se respete la individualidad.
7.    Saber cómo maneja las crisis. Esto es la llave del éxito de una relación.
8.    ¡No asumas! Pregunta por qué tu pareja hace lo que hace.
9.    Soluciona lo que pueda surgir en su momento. No cocines resentimientos a fuego lento.
10.  Aprendan a negociar. Hay que crear las reglas propias de la pareja pero siempre buscando el bien común. Además, renegociar, porque las personas y los tiempos cambian.
11.  Escucha lo que tu pareja tenga que decir, sus quejas, sus comentarios, sin juzgarlo. Abre las puertas a la confianza.
12.  No tomes nada personal. Todos tenemos malos días.
13.  Trabaja por mantener la cercanía, que nunca se da por obra y gracia. En la distancia la gente se hace más débil y susceptible a las aventuras.
14.  Ten planes a futuro, ya que un matrimonio es un pacto para toda la vida, hay que revisar los sueños en común para ver si están yendo por el mismo camino.
15.  Nunca subestimes el poder de estar perfectamente aseado.
16.  El sexo es bueno, tener conversaciones en la cama es mejor. El sexo es fácil, la intimidad difícil, porque requiere honestidad, apertura, compartir miedos, tristezas, esperanzas, sueños.
17.  Nunca se vayan a dormir disgustados. Cede con algo de ternura.
18.  Discúlpate, discúlpate, discúlpate. Todos podemos cometer errores, pero intenta resarcirlos, pues hacer evidente el deseo de mejorarlo todo es fundamental para una relación a largo plazo.
19.  No todos los problemas requieren grandes soluciones. A veces solo caminar juntos basta.
20.  Algo de dependencia es bueno. Dependencia total lleva al fracaso y la infelicidad.
21.  Mantener una buena autoestima. Es bueno para ti y para la relación.
22.  Realicen actividades juntos fuera de casa. Compartan gustos y aficiones.
23.  Ayúdense. Compartan responsabilidades. Una relación funciona en dos sentidos, tanto dar como recibir.
24.  Mantén la energía y cuida tu salud.
25.  Una relación tiene altos y bajos. Es un camino para andar juntos. Hay que trabajar para que los momentos difíciles fortalezcan la relación.
26.  Cambia tú, antes que cambiar a tu pareja. Mira en el espejo qué debes mejorar. No se corre de una mala relación, sino que se encuentra una pareja igual, hasta que no soluciones lo que está en ti.
27.  El amor no es un sentimiento ilimitado, sino que fluye dependiendo de cómo actuemos. Actuar de formas nuevas, treaerá resultados nuevos.

0 comentarios on "Claves para tener una relación exitosa, feliz y duradera"

Publicar un comentario