VISTETE PARA TRIUNFAR: lo que no debes y si puedes ponerte

 Atuendos inapropiados


En la vida laboral la imagen cuenta. Además de tus conocimientos y habilidades, tu apariencia también será evaluada en muchos escenarios: en una entrevista de trabajo, para obtener un ascenso o para asignarte algún proyecto.

¿Injusto? Yo diría lógico. Tu ropa, tu cabello, tus uñas y hasta los accesorios que usas forman parte de ti y proyectan lo que hay en tu interior, envían mensajes y transmiten emociones. Por ello es tan importante que así como inviertes en tu preparación, inviertas en tu apariencia.

Hay muchas formas de verse bien en la oficina, depende mucho de tu profesión, tu edad y tu estilo propio, pero hay reglas básicas que no debes olvidar para tener una imagen apropiada. La clave está en usar prendas y accesorios que vayan de acuerdo a tu posición y ¿por qué no? a tus aspiraciones.

Antes de hablar de lo que sí funciona, hablemos de lo que no. Estos 10 errores arruinarán tu imagen en la oficina.


  • Jeans rotos. Puede que estén de moda, pero no son adecuados para el trabajo.
  • Ropa deportiva. Reserva tus pants y sudaderas para el gimnasio, a menos que seas instructor deportivo nunca los lleves a la oficina.
  • Gorras y sombreros. Estos accesorios están bien para un fin de semana, pero no para un día de trabajo.
  • Calzado informal. Tenis, sandalias abiertas, Crocs y zapatos con grandes plataformas le restan seriedad a tu imagen.
  • Prendas reveladoras. Que te identifiquen por tus habilidades, no por ser ‘la chica de la minifalda’ o ‘el escote que habla’. Como espolea, hombros o abdomen al descubierto. Encajes o transparencias al descubierto. Ropa ajustada o pantalón lycra.

  • Maquillaje y accesorios extravagantes. Será difícil conseguir un ascenso si lo único que llama la atención en ti son tus collares metálicos, tus uñas decoradas o las toneladas de delineador negro que te pones.
  • Estampados atrevidos. Ir a la oficina con una playera que dice “Sexy Girl” ¡Grave error! Unos leggins de animal print tampoco son apropiados.
  • Ropa desgastada. Descuidada o rota 
  • Puede ser que alguna de las prendas anteriores formen parte de tu estilo personal, pero sin duda no son la mejor elección para tu vida laboral.

Atuendo Inpropiados




Atuendos adecuados

¿Excepciones? Siempre las hay. Quizá trabajas en un despacho de diseño donde nadie te juzgará por llevar el cabello azul. O tal vez eres un programador que puede ir a la oficina con jeans deslavados. Pero incluso quienes tienen estas ‘ventajas’ pueden obtener más si tienen una apariencia que inspire confianza, respeto y profesionalismo.

La imagen no lo es todo, pero sí importa y es algo que una persona promedio puede lograr sin invertir mucho dinero.

Cuántas veces te has preguntado cuál es el look adecuado para asistir a tu próxima entrevista de trabajo? Te asaltan las dudas sobre si llevar tacones o zapato plano, elegir falda o pantalón, ir muy maquillada o con efecto cara lavada… Puede parecer difícil acertar con tu elección, pero la clave está en adaptarte a la situación y que tu conjunto refleje tal y como quieres que te vean los demás.


La verdad es que las reglas para acudir correctamente vestido a una entrevista de trabajo son bastante simples, pero es cierto que hay algunas peculiaridades en función del sector o el puesto al que optemos, que nos puede perjudicar si seguimos las reglas comunes. Vamos a hacer un breve repaso para que el éxito nos acompañe.
Encontrar el equilibrio entre algo que llame demasiado la atención y un look que resulte totalmente indiferente, ahora ya no te resultará misión imposible.


Vestimenta Apropiada para una entrevista:
  • Pantalones de vestir
  • Camisas o blusas: manga larga o corta
  • Chaquetas
  • Faldas y trajes a la rodilla
  • Zapatos cerrados: Taco de no mas de 8 cm de alto



Elegancia
Esta es la máxima que te hará vencer, tanto si se trata de una entrevista para trabajar en unas oficinas como para ser dependienta en una tienda de calzado. Si demuestras clase con tu forma de vestir, ya habrás sumado muchos puntos a tu favor.

Esto se consigue, por ejemplo, con un conjunto compuesto por unos vaqueros pitillos en oscuro, una camisa de seda y una blazer blanca, muy de moda esta primavera .

Como calzado elige unos zapatos de tacón que te resulten cómodos y si quieres puedes añadir algunos complementos discretos como un collar o algunas pulseras que den un toque de color al look. Un maquillaje suave donde destaques un poco tus puntos fuertes, como ojos o labios, será la guinda de un working look perfecto.

Discreción
No se trata de que tu look pase desapercibido, sino de evitar que sea lo único que centre la atención en la entrevista de trabajo . Evita los colores y estampados muy llamativos o las prendas muy arriesgadas con transparencias, escotes imposibles o aperturas laterales hasta la cadera, que distraigan la atención de tu interlocutor.

Tu toque personal
Porque al fin y al cabo de lo que se trata es de que te sientas cómoda con tu atuendo y de que éste ayude a crear la imagen que quieres que los demás tengan de ti, no dudes en llevar a la entrevista aquellas prendas que hablan de ti y te hacen sentir segura de ti misma .

Por ejemplo, unos pendientes de aro, unas pulseras o algún accesorio que consigan dar alegría y personalidad al look.


En definitiva, se trata de elegir un conjunto con el que te sientas cómoda y segura, no que te haga sentir disfrazada o invisible, ya que en una entrevista de trabajo es muy importante dejar ver tu personalidad, en todos los sentidos.




Fuentes: http://blog.occ.com.mx, http://slideplayer.es/slide/1077389/ y otros.

Reply to this post

Publicar un comentario

jueves, 16 de julio de 2015

VISTETE PARA TRIUNFAR: lo que no debes y si puedes ponerte

Publicado por Liz JM en 13:14
Reacciones: 
 Atuendos inapropiados


En la vida laboral la imagen cuenta. Además de tus conocimientos y habilidades, tu apariencia también será evaluada en muchos escenarios: en una entrevista de trabajo, para obtener un ascenso o para asignarte algún proyecto.

¿Injusto? Yo diría lógico. Tu ropa, tu cabello, tus uñas y hasta los accesorios que usas forman parte de ti y proyectan lo que hay en tu interior, envían mensajes y transmiten emociones. Por ello es tan importante que así como inviertes en tu preparación, inviertas en tu apariencia.

Hay muchas formas de verse bien en la oficina, depende mucho de tu profesión, tu edad y tu estilo propio, pero hay reglas básicas que no debes olvidar para tener una imagen apropiada. La clave está en usar prendas y accesorios que vayan de acuerdo a tu posición y ¿por qué no? a tus aspiraciones.

Antes de hablar de lo que sí funciona, hablemos de lo que no. Estos 10 errores arruinarán tu imagen en la oficina.


  • Jeans rotos. Puede que estén de moda, pero no son adecuados para el trabajo.
  • Ropa deportiva. Reserva tus pants y sudaderas para el gimnasio, a menos que seas instructor deportivo nunca los lleves a la oficina.
  • Gorras y sombreros. Estos accesorios están bien para un fin de semana, pero no para un día de trabajo.
  • Calzado informal. Tenis, sandalias abiertas, Crocs y zapatos con grandes plataformas le restan seriedad a tu imagen.
  • Prendas reveladoras. Que te identifiquen por tus habilidades, no por ser ‘la chica de la minifalda’ o ‘el escote que habla’. Como espolea, hombros o abdomen al descubierto. Encajes o transparencias al descubierto. Ropa ajustada o pantalón lycra.

  • Maquillaje y accesorios extravagantes. Será difícil conseguir un ascenso si lo único que llama la atención en ti son tus collares metálicos, tus uñas decoradas o las toneladas de delineador negro que te pones.
  • Estampados atrevidos. Ir a la oficina con una playera que dice “Sexy Girl” ¡Grave error! Unos leggins de animal print tampoco son apropiados.
  • Ropa desgastada. Descuidada o rota 
  • Puede ser que alguna de las prendas anteriores formen parte de tu estilo personal, pero sin duda no son la mejor elección para tu vida laboral.

Atuendo Inpropiados




Atuendos adecuados

¿Excepciones? Siempre las hay. Quizá trabajas en un despacho de diseño donde nadie te juzgará por llevar el cabello azul. O tal vez eres un programador que puede ir a la oficina con jeans deslavados. Pero incluso quienes tienen estas ‘ventajas’ pueden obtener más si tienen una apariencia que inspire confianza, respeto y profesionalismo.

La imagen no lo es todo, pero sí importa y es algo que una persona promedio puede lograr sin invertir mucho dinero.

Cuántas veces te has preguntado cuál es el look adecuado para asistir a tu próxima entrevista de trabajo? Te asaltan las dudas sobre si llevar tacones o zapato plano, elegir falda o pantalón, ir muy maquillada o con efecto cara lavada… Puede parecer difícil acertar con tu elección, pero la clave está en adaptarte a la situación y que tu conjunto refleje tal y como quieres que te vean los demás.


La verdad es que las reglas para acudir correctamente vestido a una entrevista de trabajo son bastante simples, pero es cierto que hay algunas peculiaridades en función del sector o el puesto al que optemos, que nos puede perjudicar si seguimos las reglas comunes. Vamos a hacer un breve repaso para que el éxito nos acompañe.
Encontrar el equilibrio entre algo que llame demasiado la atención y un look que resulte totalmente indiferente, ahora ya no te resultará misión imposible.


Vestimenta Apropiada para una entrevista:
  • Pantalones de vestir
  • Camisas o blusas: manga larga o corta
  • Chaquetas
  • Faldas y trajes a la rodilla
  • Zapatos cerrados: Taco de no mas de 8 cm de alto



Elegancia
Esta es la máxima que te hará vencer, tanto si se trata de una entrevista para trabajar en unas oficinas como para ser dependienta en una tienda de calzado. Si demuestras clase con tu forma de vestir, ya habrás sumado muchos puntos a tu favor.

Esto se consigue, por ejemplo, con un conjunto compuesto por unos vaqueros pitillos en oscuro, una camisa de seda y una blazer blanca, muy de moda esta primavera .

Como calzado elige unos zapatos de tacón que te resulten cómodos y si quieres puedes añadir algunos complementos discretos como un collar o algunas pulseras que den un toque de color al look. Un maquillaje suave donde destaques un poco tus puntos fuertes, como ojos o labios, será la guinda de un working look perfecto.

Discreción
No se trata de que tu look pase desapercibido, sino de evitar que sea lo único que centre la atención en la entrevista de trabajo . Evita los colores y estampados muy llamativos o las prendas muy arriesgadas con transparencias, escotes imposibles o aperturas laterales hasta la cadera, que distraigan la atención de tu interlocutor.

Tu toque personal
Porque al fin y al cabo de lo que se trata es de que te sientas cómoda con tu atuendo y de que éste ayude a crear la imagen que quieres que los demás tengan de ti, no dudes en llevar a la entrevista aquellas prendas que hablan de ti y te hacen sentir segura de ti misma .

Por ejemplo, unos pendientes de aro, unas pulseras o algún accesorio que consigan dar alegría y personalidad al look.


En definitiva, se trata de elegir un conjunto con el que te sientas cómoda y segura, no que te haga sentir disfrazada o invisible, ya que en una entrevista de trabajo es muy importante dejar ver tu personalidad, en todos los sentidos.




Fuentes: http://blog.occ.com.mx, http://slideplayer.es/slide/1077389/ y otros.

0 comentarios on "VISTETE PARA TRIUNFAR: lo que no debes y si puedes ponerte"

Publicar un comentario