COMO MEJORAR MI FORMA DE VESTIR O ENCONTRAR MI PROPIO ESTILO

Muchas personas a veces se sienten perdidas con respecto a su estilo personal. No tienen claro en qué deben enfocarse a la hora de ir de compras, por qué tienen el clóset lleno de cosas que no usan, qué realmente necesitan tener o qué quieren lograr al enfocarse más en su imagen personal. Si alguna vez ha tenido alguna de esas dudas, estos 5 puntos la ayudarán a entender mejor lo que debe de hacer.

1. ¿Cuáles son mis mejores atributos?
Piense en las partes más bonitas de su cuerpo y haga una lista. ¿Tiene buenas piernas, bonitos ojos, lindos hombros, cabello envidiable? Si sabe cuáles son sus mejores atributos entonces sabrá en qué cosas invertir para resaltarlos. Nuestros mejores atributos pueden ir cambiando con el tiempo, así que enfoquese en lo mejor que tiene ahora y no en lo mejor que tenia años atrás.

2. ¿Tengo todas las prendas necesarias para crear atuendos fabulosos?
Es realmente imposible crear atuendos fabulosos si no se tienen las prendas necesarias. Siempre al inicio de la temporada (primavera-verano u otoño-invierno) es bueno revisar sus prendas. ¿Todavía le tallan bien los pantalones o necesita comprar unos en una talla más pequeña o más grande? ¿Están sus vestidos en buen estado o necesita sacarlos de su clóset? Revise detalladamente todo lo que tiene y, si necesita reemplazar algo, vaya apuntándolo en una lista para poder planear un día de compras y solo enfocarse en lo que realmente necesita.

3. ¿Cuáles son las verdaderas razones por las que tengo cosas en el clóset que no uso?
Éstas podrían ser unas de las razones:
  • Sigue comprando ropa para un estilo de vida diferente al que ahora tiene. 
  • No tiene definido su estilo propio.
  • Compra para llenar un vacío emocional sin pensar bien lo que está comprando.
  • Va de compras sin una lista y después se da cuenta de que lo que compró no tiene con qué ponérselo.
Ya sabiendo las razones, puede tomar las medidas necesarias para corregir los problemas y poder hacer mejores compras de ahora en adelante.

4. ¿Tengo ropa adecuada para los diferentes roles que desempeño en mi vida?
Es importante tener ropa adecuada para todas las diferentes actividades que uno desempeña en su estilo de vida. Esto incluye por ejemplo: ropa para fiestas elegantes, juntas casuales, ropa de trabajo, ropa de fin de semana, para hacer ejercicio y para viajar. Es necesario lucir bien todo el tiempo, es por esto que es una buena idea tener piezas adecuadas para todas las actividades que usted realiza.



5. ¿Estoy recibiendo los resultados que quiero de mi guardarropa?
Todo lo que nos ponemos debería de ser un reflejo de nuestra personalidad y quien en realidad somos. Dedicarle tiempo y dinero a nuestro guardarropa debería de traernos resultados tales como: halagos, seguridad en nosotros mismos y sentirnos bien en nuestro cuerpo. También podría resultar en una oferta de trabajo, un asenso o nuevas oportunidades.


Ademas hay que tomar en cuenta los siguientes consejos para encontrar tu estilo:

Conoce tu cuerpo y tu estilo.
Cada persona es distinta y lo más importante es conocerse. Para vestirse es necesario saber cuál es nuestro tipo de cuerpo y vestirse de acuerdo con nuestra silueta, teniendo en cuenta lo que nos favorece y no guiándonos solamente por las tendencias de moda.
Por otro lado tenemos que vestirnos de acuerdo con nuestra personalidad, utilizando nuestra creatividad y estilo único sin copiar, sin reflexionar a los demás.



Escoge el conjunto que vas a llevar el día anterior. Si eres de aquellas personas que les cuesta crear combinaciones de ropa. En lugar de quedarte delante del armario o clóset durante minutos por la mañana, vale la pena que prepares la ropa con antelación.
Te será mucho más fácil si el armario está bien organizado y ordenado en función del tipo de prendas y colores. Además un truco o tip de asesora de imagen es tomar nota o hacer una foto de conjuntos de ropa que te han gustado para inspirarte cuándo no se te ocurre qué ponerte.

Lo más importante de la ropa es que te siente bien, como un guante. Por lo tanto cómprate la ropa de tu talla y si dudas, pruébate varias tallas de una misma prenda hasta que encuentres la que más te favorezca.
Si la prenda no te va perfecta, pide en la misma tienda que te hagan los arreglos o llévala a tu sastre o modista de confianza. Si te hace falta, acorta los bajos del pantalón o la falda para que no parezca que la ropa es prestada.

Los accesorios son clave para tener una buena imagen. Cuida los detalles, tus zapatos que estén limpios en buen estado, si la prenda requiere un cinturón no olvides utilizarlo. El bolso y el maletín que sean de calidad.
Si usas joyería y bisutería, no hace falta que lleves todas las piezas de un conjunto, puedes mezclar piezas de diferentes sets o sueltas siempre que sean del mismo estilo que la ropa y estén coordinados.

En el caso de los caballeros con el traje hay que llevar un reloj de vestir y no uno deportivo, tenemos que adaptar el reloj al tipo de vestimenta.



Cuida el buen estado del cabello. El pelo es uno de los elementos que más llama la atención. El corte de pelo tiene que ser actual y favorecer la forma de nuestra cara.
Lávalo con regularidad y visita siempre que necesitas al peluquero para mantener el corte y no tener un aspecto descuidado.
Si no has encontrado algún peluquero que te guste, si encuentras a alguien con un buen corte, no tengas miedo de pedirle alguna recomendación. Cuando sabes que estás bien peinado, ganas en confianza en ti mismo/a.

Céntrate en aquello que te gusta de ti. No permitas que tu mente se obsesione con aquellos elementos que no le gustan de tu silueta o anatomía. Piensa en aquello que tienes de bueno y vístete de acuerdo con estos puntos positivos.
Pregunta a tus amigos qué les gusta más de ti, qué admiran más. Si quieres ayuda suplementaria, nada como contratar con un especialista, un o una asesora de imagen que te ayude a verte con mayor objetividad.

Será tu mejor aliada para aprender como sacarte más partido, ganar en confianza y poder.

La actitud es muy importante. Una sonrisa es un arma para sentirnos mejor y lograr que los demás se sientan más a gusto en nuestra presencia. La sonrisa es un signo de confianza y no cuesta compartirla.
Las personas a las que más admiramos por su estilo no son necesariamente las más agraciadas físicamente ni las que tienen más dinero.

Para tener una buena imagen, recuerda vestir siempre en función de tu tipo de cuerpo, adaptándote a las circunstancias y dándole un toque especial al atuendo con los accesorios.

Si eres de las personas que siempre se están autoanalizando, seguro que te habrás cuestionado cómo es la imagen que le proyectas a los demás de ti misma.


Y para mejorar tu forma de vestir es importante:

Crear un equilibrio
Es uno de los puntos básicos a la hora de vestirse: si tenemos una prenda muy ajustada en la parte superior, debemos utilizar una suelta debajo y viceversa. Lo mismo sucede con los estampados: no podemos combinar dos estampados diferentes -aunque hay algunas excepciones que hay que usar con mucho cuidado-.

Hay que crear un equilibrio en el look, no todas las prendas pueden ser excesivamente llamativas, debemos usar algo sencillo para balancear.

Tener prendas básicas
El fondo de armario es algo que todas las mujeres deberían tener: prendas básicas que sirven para cualquier ocasión y se combinan con todo. Al fin y al cabo estos son los salvadores infaltables para una crisis de “no tengo qué ponerme”.

Elige productos de calidad aunque cuesten un poco más, ya que los amortizarás con los años. Camisa blanca, jean, zapatos de tacón negros, vestidito negro, blazer son algunas de las opciones que no debemos dejar pasar.





Utilizar accesorios
Los accesorios suelen ser más baratos que la ropa -especialmente si son bijouterie- y nos visten mucho.

Si tienes un look sencillo puedes renovarlo completamente con los accesorios que le pongas: un mismo vestido negro puede ser completamente diferente con distintos zapatos o con un cinturón; una camiseta blanca con un jean pueden cambiar completamente si le agregamos un collar original.

Elegir prendas que se adapten a tu figura
Este es otro de los puntos básicos para mejorar tu forma de vestir: no compres algo que no te queda bien. Debes conocer tu tipo de cuerpo y los límites a la hora de vestir: no te compres un top si tienes unos kilos de más en el abdomen, no utilices un pantalon skinny si tienes las piernas extremadamente delgadas… y así la lista podría seguir.

La ropa debe favorecernos, así que elige los cortes que mejor queden a tu figura.



No seguir las modas
Solo sigue las modas que te queden bien, cómodas y que te gusten. No te compres algo porque todo el mundo lo lleva si no te gusta o no te sientes cómoda con la prenda. Es mejor mantenerse fiel al estilo y a lo que uno le queda bien que buscar ser una tendencia ambulante.

Estos son unos trucos sencillos para mejorar tu forma de vestir. ¿Cuál tienes pendiente aún en tu estilo? ¿Eres una adicta de las compras?


Reply to this post

Publicar un comentario

jueves, 12 de noviembre de 2015

COMO MEJORAR MI FORMA DE VESTIR O ENCONTRAR MI PROPIO ESTILO

Publicado por Liz JM en 18:48
Reacciones: 
Muchas personas a veces se sienten perdidas con respecto a su estilo personal. No tienen claro en qué deben enfocarse a la hora de ir de compras, por qué tienen el clóset lleno de cosas que no usan, qué realmente necesitan tener o qué quieren lograr al enfocarse más en su imagen personal. Si alguna vez ha tenido alguna de esas dudas, estos 5 puntos la ayudarán a entender mejor lo que debe de hacer.

1. ¿Cuáles son mis mejores atributos?
Piense en las partes más bonitas de su cuerpo y haga una lista. ¿Tiene buenas piernas, bonitos ojos, lindos hombros, cabello envidiable? Si sabe cuáles son sus mejores atributos entonces sabrá en qué cosas invertir para resaltarlos. Nuestros mejores atributos pueden ir cambiando con el tiempo, así que enfoquese en lo mejor que tiene ahora y no en lo mejor que tenia años atrás.

2. ¿Tengo todas las prendas necesarias para crear atuendos fabulosos?
Es realmente imposible crear atuendos fabulosos si no se tienen las prendas necesarias. Siempre al inicio de la temporada (primavera-verano u otoño-invierno) es bueno revisar sus prendas. ¿Todavía le tallan bien los pantalones o necesita comprar unos en una talla más pequeña o más grande? ¿Están sus vestidos en buen estado o necesita sacarlos de su clóset? Revise detalladamente todo lo que tiene y, si necesita reemplazar algo, vaya apuntándolo en una lista para poder planear un día de compras y solo enfocarse en lo que realmente necesita.

3. ¿Cuáles son las verdaderas razones por las que tengo cosas en el clóset que no uso?
Éstas podrían ser unas de las razones:
  • Sigue comprando ropa para un estilo de vida diferente al que ahora tiene. 
  • No tiene definido su estilo propio.
  • Compra para llenar un vacío emocional sin pensar bien lo que está comprando.
  • Va de compras sin una lista y después se da cuenta de que lo que compró no tiene con qué ponérselo.
Ya sabiendo las razones, puede tomar las medidas necesarias para corregir los problemas y poder hacer mejores compras de ahora en adelante.

4. ¿Tengo ropa adecuada para los diferentes roles que desempeño en mi vida?
Es importante tener ropa adecuada para todas las diferentes actividades que uno desempeña en su estilo de vida. Esto incluye por ejemplo: ropa para fiestas elegantes, juntas casuales, ropa de trabajo, ropa de fin de semana, para hacer ejercicio y para viajar. Es necesario lucir bien todo el tiempo, es por esto que es una buena idea tener piezas adecuadas para todas las actividades que usted realiza.



5. ¿Estoy recibiendo los resultados que quiero de mi guardarropa?
Todo lo que nos ponemos debería de ser un reflejo de nuestra personalidad y quien en realidad somos. Dedicarle tiempo y dinero a nuestro guardarropa debería de traernos resultados tales como: halagos, seguridad en nosotros mismos y sentirnos bien en nuestro cuerpo. También podría resultar en una oferta de trabajo, un asenso o nuevas oportunidades.


Ademas hay que tomar en cuenta los siguientes consejos para encontrar tu estilo:

Conoce tu cuerpo y tu estilo.
Cada persona es distinta y lo más importante es conocerse. Para vestirse es necesario saber cuál es nuestro tipo de cuerpo y vestirse de acuerdo con nuestra silueta, teniendo en cuenta lo que nos favorece y no guiándonos solamente por las tendencias de moda.
Por otro lado tenemos que vestirnos de acuerdo con nuestra personalidad, utilizando nuestra creatividad y estilo único sin copiar, sin reflexionar a los demás.



Escoge el conjunto que vas a llevar el día anterior. Si eres de aquellas personas que les cuesta crear combinaciones de ropa. En lugar de quedarte delante del armario o clóset durante minutos por la mañana, vale la pena que prepares la ropa con antelación.
Te será mucho más fácil si el armario está bien organizado y ordenado en función del tipo de prendas y colores. Además un truco o tip de asesora de imagen es tomar nota o hacer una foto de conjuntos de ropa que te han gustado para inspirarte cuándo no se te ocurre qué ponerte.

Lo más importante de la ropa es que te siente bien, como un guante. Por lo tanto cómprate la ropa de tu talla y si dudas, pruébate varias tallas de una misma prenda hasta que encuentres la que más te favorezca.
Si la prenda no te va perfecta, pide en la misma tienda que te hagan los arreglos o llévala a tu sastre o modista de confianza. Si te hace falta, acorta los bajos del pantalón o la falda para que no parezca que la ropa es prestada.

Los accesorios son clave para tener una buena imagen. Cuida los detalles, tus zapatos que estén limpios en buen estado, si la prenda requiere un cinturón no olvides utilizarlo. El bolso y el maletín que sean de calidad.
Si usas joyería y bisutería, no hace falta que lleves todas las piezas de un conjunto, puedes mezclar piezas de diferentes sets o sueltas siempre que sean del mismo estilo que la ropa y estén coordinados.

En el caso de los caballeros con el traje hay que llevar un reloj de vestir y no uno deportivo, tenemos que adaptar el reloj al tipo de vestimenta.



Cuida el buen estado del cabello. El pelo es uno de los elementos que más llama la atención. El corte de pelo tiene que ser actual y favorecer la forma de nuestra cara.
Lávalo con regularidad y visita siempre que necesitas al peluquero para mantener el corte y no tener un aspecto descuidado.
Si no has encontrado algún peluquero que te guste, si encuentras a alguien con un buen corte, no tengas miedo de pedirle alguna recomendación. Cuando sabes que estás bien peinado, ganas en confianza en ti mismo/a.

Céntrate en aquello que te gusta de ti. No permitas que tu mente se obsesione con aquellos elementos que no le gustan de tu silueta o anatomía. Piensa en aquello que tienes de bueno y vístete de acuerdo con estos puntos positivos.
Pregunta a tus amigos qué les gusta más de ti, qué admiran más. Si quieres ayuda suplementaria, nada como contratar con un especialista, un o una asesora de imagen que te ayude a verte con mayor objetividad.

Será tu mejor aliada para aprender como sacarte más partido, ganar en confianza y poder.

La actitud es muy importante. Una sonrisa es un arma para sentirnos mejor y lograr que los demás se sientan más a gusto en nuestra presencia. La sonrisa es un signo de confianza y no cuesta compartirla.
Las personas a las que más admiramos por su estilo no son necesariamente las más agraciadas físicamente ni las que tienen más dinero.

Para tener una buena imagen, recuerda vestir siempre en función de tu tipo de cuerpo, adaptándote a las circunstancias y dándole un toque especial al atuendo con los accesorios.

Si eres de las personas que siempre se están autoanalizando, seguro que te habrás cuestionado cómo es la imagen que le proyectas a los demás de ti misma.


Y para mejorar tu forma de vestir es importante:

Crear un equilibrio
Es uno de los puntos básicos a la hora de vestirse: si tenemos una prenda muy ajustada en la parte superior, debemos utilizar una suelta debajo y viceversa. Lo mismo sucede con los estampados: no podemos combinar dos estampados diferentes -aunque hay algunas excepciones que hay que usar con mucho cuidado-.

Hay que crear un equilibrio en el look, no todas las prendas pueden ser excesivamente llamativas, debemos usar algo sencillo para balancear.

Tener prendas básicas
El fondo de armario es algo que todas las mujeres deberían tener: prendas básicas que sirven para cualquier ocasión y se combinan con todo. Al fin y al cabo estos son los salvadores infaltables para una crisis de “no tengo qué ponerme”.

Elige productos de calidad aunque cuesten un poco más, ya que los amortizarás con los años. Camisa blanca, jean, zapatos de tacón negros, vestidito negro, blazer son algunas de las opciones que no debemos dejar pasar.





Utilizar accesorios
Los accesorios suelen ser más baratos que la ropa -especialmente si son bijouterie- y nos visten mucho.

Si tienes un look sencillo puedes renovarlo completamente con los accesorios que le pongas: un mismo vestido negro puede ser completamente diferente con distintos zapatos o con un cinturón; una camiseta blanca con un jean pueden cambiar completamente si le agregamos un collar original.

Elegir prendas que se adapten a tu figura
Este es otro de los puntos básicos para mejorar tu forma de vestir: no compres algo que no te queda bien. Debes conocer tu tipo de cuerpo y los límites a la hora de vestir: no te compres un top si tienes unos kilos de más en el abdomen, no utilices un pantalon skinny si tienes las piernas extremadamente delgadas… y así la lista podría seguir.

La ropa debe favorecernos, así que elige los cortes que mejor queden a tu figura.



No seguir las modas
Solo sigue las modas que te queden bien, cómodas y que te gusten. No te compres algo porque todo el mundo lo lleva si no te gusta o no te sientes cómoda con la prenda. Es mejor mantenerse fiel al estilo y a lo que uno le queda bien que buscar ser una tendencia ambulante.

Estos son unos trucos sencillos para mejorar tu forma de vestir. ¿Cuál tienes pendiente aún en tu estilo? ¿Eres una adicta de las compras?


0 comentarios on "COMO MEJORAR MI FORMA DE VESTIR O ENCONTRAR MI PROPIO ESTILO"

Publicar un comentario